lunes, 23 de mayo de 2011

Gravedad especifica.imagenes



Gravedad específica o peso específico y gravedad en las distancias atómicas


Gravedad específica o peso específico


La definición de gravedad específica o peso específico es la relación entre la densidad de una sustancia y la de otra. El peso específico estará relacionado con la gravedad y el campo electromagnético en las distancias atómicas.
La gravedad es provocada por la tensión de la curvatura longitudinal de la estructura reticular de la materia o globina. En consecuencia, en distancias cortas la fuerza de gravedad dependerá de la forma tridimensional de dicha estructura reticular que, a su vez, vendrá determinada por la presencia de la masa.
Por otra parte, El concepto de energía mecánica en distancias atómicas deja de ser tan útil como en el movimiento de los cuerpos, aunque la Ley de Conservación de la Energía en un sistema cerrado se mantiene, los conceptos de energía potencial gravitacional y de energía cinética gravitacional se verán afectados por el movimiento y localización espacial de la propia globina, como se discute en el libro en línea de la Dinámica Global.
En el apartado sobre la configuración electrónica dentro de la nueva teoría del átomo global de este libro en línea veremos el análisis conjunto de la masa, la energía electromagnética y la fuerza de gravedad en las distancias atómicas. Lógicamente también afectará a la estructura molecular y a la gravedad específica; aunque existan otros muchos factores, como la cohesión molecular o enlaces intermoleculares típicos de los sólidos.
La gravedad específica es una medida relativa de la densidad de un elemento y dependerá de la concentración de masa por unidad de volumen de cada elemento. Dicha concentración de masa estará afectada por la estructura tridimensional molecular y número másico de los átomos.
A su vez, los enlaces moleculares dependen principalmente de las características del campo electromagnético, pero dicho campo tiende a anularse entre las cargas positivas y negativas de los átomos e iones, de forma que la gravedad en las distancias atómicas adquiere mayor relevancia que la correspondiente a su relación cuantitativa con el campo electromagnético.
Tendremos que esperar a la definición de energía electromagnética y a ver cómo se crea y qué es la masa para poder, a su vez, entender mejor el modelo completo de campo gravitatorio y la gravedad específica o peso específico.
No obstante, conviene adelantar dos conceptos importantes sobre la estructura reticular de la materia que soporta la fuerza gravitatoria en las distancias atómicas.
Tanto la configuración del núcleo atómico y de sus electrones como la propia estructura molecular y la gravedad específica o peso específico se verán afectadas por los dos fenómenos siguientes:
Fuerza de gravedad repulsiva.
Este fenómeno se produce en las proximidades del núcleo atómico, cuando la masa del neutrón separa los filamentos elásticos de una retícula tridimensional de la globina obliga a dichos filamentos a volverse cóncavos respecto al propio neutrón.
En otras palabras la fuerza gravitatoria debida a la tensión de la curvatura longitudinal operará hacia el exterior por la convexidad; lo que significa que se ha invertido el sentido del vector espacial de la dirección de la fuerza gravitacional, que se suele indicar con una flechita encima de las magnitudes afectadas.
La fuerza de la gravedad cambia de signo y, en el cambio, habrá un punto de inflexión en el que se anula. Así ya no será necesario utilizar el Principio de Incertidumbre de la Mecánica Cuántica para explicar por qué los electrones no caen al núcleo del átomo.


Fuerza de gravedad repulsiva

  
Con independencia de lo anterior, como se verá en este libro en línea al explicar qué son los electrones, el significado de sus órbitas y los mecanismos de los saltos entre órbitas, los electrones no caen al núcleo del átomo porque su masa tiene una naturaleza parcialmente diferente a la masa de los neutrones o protones y su movimiento tiene características peculiares.
En el caso de disoluciones homogéneas en líquidos, el elemento disuelto tenderá a expandirse por efecto de la gravedad repulsiva, pues aunque pueda ser pequeña, existirá por la propiedad aditiva de las fuerzas de gravedad, aunque también puede ser importante la distribución del campo electromagnético a nivel molecular de ambos líquidos.
Otro efecto de la gravedad repulsiva será la tendencia general de los líquidos a tener una densidad y, en consecuencia, gravedad específica o peso específico menor que los sólidos y mayor que los gases, para un mismo elemento de referencia.
Argumentación similar justifica el volumen de los gases y la presión para una determinada temperatura. Jugando con dichas variables se consigue variar la densidad y la gravedad específica de los gases, aspecto que tiene su importancia en la conducción por tuberías de los mismos.
Fuerza de gravedad de frenado.
Se trata de una modulación vectorial de la fuerza gravitatoria por giros de la estructura reticular de la globina.
La masa no solo tiene el efecto gravitatorio al provocar un gran aumento de la tensión longitudinal de la globina sino que también va asociada a la energía electromagnética por estar constituida de rizos de la propia globina.

Fuerza de gravedad de frenado
 
Como se observa en la figura, los giros de la globina provocarán también una inversión del sentido de la fuerza de la gravedad, que pasará de ser una fuerza de atracción a ser una fuerza de repulsión o frenado en distancias muy cortas.
La fuerza de gravedad de frenado tendrá efectos relevantes en la configuración del núcleo atómico y de las moléculas. Como se verá más adelante, los electrones suponen un giro de la globina parecido al de la figura.
Si la temperatura está asociada de alguna manera al campo electromagnético, la presión lo estará a la gravedad de frenado y, en menor medida, a la gravedad repulsiva. Aunque en este modelo físico tan elástico, todas las fuerzas están interrelacionadas y tienden a equilibrarse.
Nótese que hasta ahora no hemos introducido la interacción electromagnética que, junto a la interacción gravitatoria normal y su modulación vectorial por los dos motivos señalados, determinarán la estructura atómica básica, la molecular y, en definitiva, la densidad y gravedad específica de los materiales.
Un aspecto importante es que estos cambios o modulación de la fuerza gravitatoria pueden hacer que se cumpla siempre la igualdad del experimento Giga-Chron y se generalice la validez de la ecuación fundamental de la Teoría de la Equivalencia Global.
[ G * g = c² * h * R * n ]
Es más, el análisis del nuevo modelo de átomo versará principalmente por la delimitación de las líneas globudésicas de los puntos de equilibrio respecto a todas las fuerzas actuantes.